de la
Share on Facebook
Share on Twitter
Share via e-mail
Share on Google Bookmarks
Página Inicial Sobre Pescadores Calendario Contáctenos
Diosesis de Orlando EWTN en Español ACI Prensa Santa Bernardita María Visión Nuestra Fe Católica Videos de Interés Otros Enlaces
© Pescadores de Hombres.Org 2013

Adobe Flash Player


ROMA, 05 Mar. 14 / 04:21 pm (ACI).- Hablando sobre la importancia de la familia en la Iglesia y el mundo, que además ha sido el tema del reciente consistorio de cardenales y será el tema del sínodo de los obispos en octubre en el Vaticano, el Papa Francisco precisó que “el matrimonio es entre un hombre y una mujer”.

En la entrevista publicada hoy por los diarios La Nación de Argentina y Corriere della Sera, de Italia, el Pontífice responde a una pregunta respecto a la unión civil que ha sido aprobada en algunos países.

Al respecto, el Santo Padre señala que “el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Los Estados laicos quieren justificar la unión civil para regular diversas situaciones de convivencia, impulsados por la necesidad de regular aspectos económicos entre las personas, como, por ejemplo, la obra social. Hay que ver cada caso y evaluarlos en su diversidad”.

Sobre la reflexión actual en la Iglesia sobre la familia –fundada en el matrimonio entre hombre y mujer– y que será el tema del sínodo de los obispos en octubre, el Papa señala que “es un largo camino que la Iglesia debe completar. Un proceso que quiere el Señor. Tres meses después de mi elección, me fueron sometidos los temas para el sínodo, y nos propusimos discutir sobre cuál es el aporte de Jesús al hombre contemporáneo. Pero al final, gradualmente -que para mí es un signo de la voluntad de Dios-, se decidió discutir sobre la familia, que atraviesa una crisis muy seria”.

“Es difícil formar una familia. Los jóvenes ya no se casan. Hay muchas familias separadas, cuyo proyecto de vida común fracasó. Los hijos sufren mucho. Y nosotros tenemos que dar una respuesta. Pero para eso hay que reflexionar mucho y en profundidad. Es eso lo que están haciendo el consistorio y el sínodo. Hay que evitar quedarse en la superficie del tema”.

El Santo Padre alertó que “la tentación de resolver los problemas desde la casuística es un error, una simplificación de cosas profundas. Es lo que hacían los fariseos: una teología muy superficial. Y es a la luz de esa reflexión profunda que podrán afrontarse seriamente las situaciones particulares, también la de los divorciados”.

Sobre el discurso del Cardenal Kasper, que fue pronunciado en el consistorio de los cardenales en febrero y que se ha usado en diversos medios para decir que el Papa aprueba la comunión para los divorciados cuando no se ha tomado ninguna decisión al respecto, el Pontífice afirmó que dicho Purpurado “hizo una hermosa y profunda presentación, que muy pronto será publicada en alemán, en la que aborda cinco puntos, el quinto de los cuales es el de las segundas nupcias. Más me hubiese preocupado que en el consistorio no se desatara una discusión intensa, porque no habría servido de nada”.

“Los cardenales sabían que podían decir lo que quisieran, y presentaron puntos de vista diferentes, que siempre son enriquecedores. El debate abierto y fraterno hace crecer el pensamiento teológico y pastoral. Eso no me atemoriza. Es más: lo busco”, agregó.

Para leer la entrevista completa en castellano, ingrese a: http://www.lanacion.com.ar/1669312 -francisco-pintar-al-papa-comosi-fuera-una-especie-de-superman-me-resulta-ofensivo

Para leer la entrevista completa en italiano, ingrese a: http://www.corriere.it/cronache/14_m arzo_04/vi-racconto-mio-primo-anno-papa-90f8a1c4-a3eb-11e3-b352-9ec6f8a34ecc.shtml

Etiquetas: Familia, Matrimonio, Papa Francisco, Entrevista del Papa Francisco con La Nación y Corriere della Sera

El Santo Padre explicó que la cruz que lleva consigo pertenecía al Padre José Aristi, de la parroquia del Santísimo Sacramento en Buenos Aires, que era conocido por ser un gran confesor y acompañó prácticamente a todo el clero de la capital argentina. El Padre Aristi confesó al Papa Juan Pablo II durante una de sus visitas a Argentina.

“En aquel tiempo yo era vicario general y vivía en la curia. Cada mañana iba a ver el fax a ver si había alguna cosa. Y la mañana de Pascua leí un fax del superior de la comunidad (del P. Aristi). ‘Ayer, media hora antes de la Vigilia Pascual, falleció el P. Aristi, a los 94 (o 96) años. El funeral será el día tal…’. Y la mañana de Pascua debía almorzar con los sacerdotes de la casa de reposo – lo hacía habitualmente en Pascua – y luego –me dije– iré a la iglesia. Era una iglesia grande, muy grande, con una cripta bellísima”.

El Papa recordó que ingresó a la cripta de la iglesia, en donde había dos ancianas rezando, pero “no habían flores. Y yo pensé: pero este hombre, que ha perdonado los pecados de todo el clero de Buenos Aires, también a mí, ni una flor… Salí y fui a una florería (…) y compré algunas flores, rosas”.

“Volví y comencé a preparar bien el ataúd, con flores. Y vi el rosario que tenía en la mano… y de pronto se me vino a la mente - ¿ese ladrón que todos tenemos dentro, no? – y mientras acomodaba las flores tomé la cruz del rosario, y con un poco de fuerza logré arrebatarla. En ese momento la he guardado y he dicho ‘dame la mitad de tu misericordia’. ¡He sentido una cosa fuerte que me dio el coraje de hacer esto y de hacer esta oración!”

“Luego, esa cruz la puse aquí, en el bolsillo. Las camisas del Papa no tienen bolsillo, pero yo siempre llevo aquí una pequeña bolsa de tela, y desde aquel día hasta hoy, esa cruz está conmigo. Y cuando me viene un mal pensamiento contra cualquier persona, la mano la llevo aquí, siempre. ¡Y siento la gracia! Siento que me hace bien. Cuánto bien hace el ejemplo de un sacerdote misericordioso, de un sacerdote que se acerca a las heridas…”.

Para concluir, el Santo Padre animó a “pensar en tantos sacerdotes que están en el cielo y ¡pidan esta gracia! Que les den esa misericordia que han tenido con sus fieles. Y esto hace bien”.

Papa Francisco: El matrimonio es entre un hombre y una mujer

La Misa Diaria

ROMA, 06 Mar. 14 / 12:34 pm (ACI).- En el encuentro que esta mañana sostuvo con los sacerdotes de la diócesis de Roma (Italia), el Papa Francisco mostró tal vez su lado más humano al narrar la peculiar historia de la pequeña cruz que lleva consigo desde hace varias décadas y que -según afirma- lo ayuda a luchar contra los malos pensamientos.

El Santo Padre explicó que la cruz que lleva consigo pertenecía al Padre José Aristi, de la parroquia del Santísimo Sacramento en Buenos Aires, que era conocido por ser un gran confesor y acompañó prácticamente a todo el clero de la capital argentina. El Padre Aristi confesó al Papa Juan Pablo II durante una de sus visitas a Argentina.

“En aquel tiempo yo era vicario general y vivía en la curia. Cada mañana iba a ver el fax a ver si había alguna cosa. Y la mañana de Pascua leí un fax del superior de la comunidad (del P. Aristi). ‘Ayer, media hora antes de la Vigilia Pascual, falleció el P. Aristi, a los 94 (o 96) años. El funeral será el día tal…’. Y la mañana de Pascua debía almorzar con los sacerdotes de la casa de reposo – lo hacía habitualmente en Pascua – y luego –me dije– iré a la iglesia. Era una iglesia grande, muy grande, con una cripta bellísima”.

El Papa recordó que ingresó a la cripta de la iglesia, en donde había dos ancianas rezando, pero “no habían flores. Y yo pensé: pero este hombre, que ha perdonado los pecados de todo el clero de Buenos Aires, también a mí, ni una flor… Salí y fui a una florería (…) y compré algunas flores, rosas”.

“Volví y comencé a preparar bien el ataúd, con flores. Y vi el rosario que tenía en la mano… y de pronto se me vino a la mente - ¿ese ladrón que todos tenemos dentro, no? – y mientras acomodaba las flores tomé la cruz del rosario, y con un poco de fuerza logré arrebatarla. En ese momento la he guardado y he dicho ‘dame la mitad de tu misericordia’. ¡He sentido una cosa fuerte que me dio el coraje de hacer esto y de hacer esta oración!”

“Luego, esa cruz la puse aquí, en el bolsillo. Las camisas del Papa no tienen bolsillo, pero yo siempre llevo aquí una pequeña bolsa de tela, y desde aquel día hasta hoy, esa cruz está conmigo. Y cuando me viene un mal pensamiento contra cualquier persona, la mano la llevo aquí, siempre. ¡Y siento la gracia! Siento que me hace bien. Cuánto bien hace el ejemplo de un sacerdote misericordioso, de un sacerdote que se acerca a las heridas…”.

Para concluir, el Santo Padre animó a “pensar en tantos sacerdotes que están en el cielo y ¡pidan esta gracia! Que les den esa misericordia que han tenido con sus fieles. Y esto hace bien”.

El Papa Francisco revela historia de la cruz que porta contra los malos pensamientos

Encuentro en San John Vianney
EWTN en Vivo

Haga clic aquí para

ampliar las fotos

Congreso de Fe: Cristo y su Iglesia 2014

Dónde:          Parroquia Good Shepherd

                       5900 Oleander Drive, Orlando, FL

Cuándo:         Sábado 28 de junio del 2014

Hora:              08:00 AM - 05:30 PM

Donativo:       Adultos $10.00 - $5.00 Niños 12 a 14 años


Para más información llamar al (407) 406-4296 / (407) 406-2994 * www.pescadoresdehombres.org

Rev. José Ramirez Veleia

NO HABRA CUIDO DE NIÑOS

Invitado  Edpecial:

En www.pescadoresdehombres.org, encontraras enlaces a otros sitios en el internet únicamente proporcionados  para la conveniencia del usuario y de nuestra fe católica. El Ministerio de Pescadores

de Hombres no asume ninguna responsabilidad por el contenido de éstos enlaces a otros sitios en el internet, ni de las organizaciones que patrocina.